miércoles, 28 de enero de 2015

¿Sabemos hacer bien la carne a la plancha?

Parece algo facilísimo de hacer, pero ¿sabemos hacer bien la carne a la plancha?Particularmente me gusta mucho la carne a la plancha, además de que a mi dietista le parece una opción estupenda. Así que me he estado informando sobre cúal es la mejor manera de prepararla, para ver si lo estoy haciendo bien o no.
Os cuento mis averiguaciones en cuanto al procedimiento a seguir:
1. La carne que vayamos a cocinar, hay que sacarla un buen rato antes de la nevera. No vale pasar de la nevera a la plancha.
2. La plancha debe estar muy caliente .
3. Hay dos opciones en cuanto al aceite, o poner unas gotas de aceite de oliva en la plancha o barnizar en aceite la carne antes de ponerla en la plancha.
4. La carne se hace de un lado y luego del otro, no vale darle la vuelta varias veces, solo se le da la vuelta una vez.
5. Dependiendo del punto que queramos darle:
Para la carne al punto, poner la plancha a la máxima temperatura, y marcar la carne por un lado durante unos dos minutos y luego por el otro —depende del grosor—al sellar la carne, queda jugosa por dentro. 
Para la carne más hecha: poner igualmente la plancha a la máxima temperatura y una vez que esté sellada, y tras un dorado inicial, bajar a media temperatura, hasta conseguir que esté hecha por dentro. (fuente Webosfritos)
Hay un estudio hecho que he leído en la web Serious Eat en que se examina cuál es el mejor momento para poner la sal en la carne. Y os adelanto que hay dos opciones vencedoras, una 40 minutos antes (alucino...) y la otra, en el momento de ir a comerla (que es lo que hago yo).
En cuanto al tipo de sal más adecuado para la carne de ternera, están las de escamas (tipo Sal Maldon o Flor de Sal) y también las ahumadas, que le van perfecto a las carnes.
En cuanto a qué tipos de planchas hay en el mercado, según nos explican en Velocidad Cuchara lo más importante es que sea de  Hierro colado vitrificado que es apto para todas los fuentes de calorFuego, inducción, vitrocerámica, gas, horno. El hierro colado está cubierto de una capa satinada que es suave. 
Y hasta aquí mi investigación de hoy, ahora solo queda que nos pongamos manos a la obra. A ver qué tal nos sale la carne. ¡Ya me contaréis!
Yo os espero aquí mañana con más cosas y mientras nos vemos en Instagram y Facebook.
Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantará conocer tu opinión!

Entradas relacionadas